“Luís Grané fue una máquina de hacer música y rozó casi la perfección en piezas de complicada ejecución.”

David Garrido.