“Grané terminó su actuación ejecutando los primeros doce de los 24 Preludios op 28 que Chopin compusiera en 1836-39. Muy buena actuación del joven pianista, que supo dar a cada una de estas breves piezas su clima característico, y que lució su buena técnica en las piezas rápidas, bastante exigentes en cuanto a técnica se refiere.”

J.Krakenberger.